Tipos de materiales aislantes térmicos para garantizar la seguridad

A lo largo de los años la investigación y el desarrollo están potenciando su actividad para cada vez más simplificar y minimizar riesgos en cualquier trabajo o espacio. Son muchos los estudios realizados y propuestas llevadas a cabo en este aspecto. Una de estas líneas de estudio tiene que ver con la patente y fabricación de materiales cada vez más resistentes y que aíslen del calor y la temperatura.

Sobre todo en entornos industriales, fábricas, naves, o áreas con maquinarias en funcionamiento a gran nivel, es conveniente una buena adecuación y acondicionamiento del escenario para evitar imprevistos.

Los materiales aislantes términos más innovadores

Son muchos los tipos de aislantes térmicos que se pueden adquirir hoy en día para una gran variedad de aplicaciones. En este artículos vamos a destacar algunos de ellos, pero ni siquiera son los únicos materiales aislantes térmicos que puedas encontrar.

Mantas aislantes

Unos artículos que se pueden comprar por dimensiones, tanto de longitud como de grosor, y que están diseñados a partir de diferentes materiales: fibra de aluminio, fibra de vidrio,  fibra de cerámica… todos poseen cualidades que les permiten soportar temperaturas altas. Pueden incluso llegar a aguantar temperaturas cercanas a 600 grados centígrados.

Este tipo de mantas aislantes térmicas son muy utilizadas tanto para maquinaria industrial, así como para reducir el gasto de energía de calor en los hogares.

Papel y cartón para juntas

Pese a que pueda parecer frágil, los papeles y cartones aceitados para juntas poseen una gran resistencia térmica, así como a productos químicos o a la tensión. Se trata de un tipo de celulosa que está impregnado con una gelatina y que les hace impermeables para combustibles y aceites, de ahí que sean tan usados en el sector de la automoción.

Placas aislantes

Estos materiales son de una estructura más fuerte que los anteriores, son placas sólidas que se suelen usar para la construcción y que son capaces de soportar una gran cantidad de fuerza calorífica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *