Claves para crear un catálogo online que convierta

Cada año los registros y estudios destacan el creciente asentamiento de los comercios electrónicos en todo el mundo. Una ventana cada vez más solicitada por los usuarios que convierten esta en la principal vía para la compra de todo tipo de artículos. Una oportunidad para nuevos emprendedores y de negocios y marcas que deciden dar el salto a esta vertiente digital. Pero, ¿cómo hacer resaltar un sitio web? O ¿qué hacer para conseguir tener un catálogo online atractivo y usable?

Tipología de tiendas online

Llegados a este punto es conveniente determinar ciertos patrones o parámetros que intervienen en el momento de diseñar y maquetar un catálogo online. Cabe destacar, ante todo el sector en el que se esté trabajando y el volumen de productos disponibles para su compra en la red.

Lo primero de todo, sin duda, es trabajar con un buen hosting y publicar una tienda online que cumpla todos los requisitos, tanto de diseño, como de optimización, de cara a un futuro posicionamiento en los navegadores. Estas fases deben incluir un estudio exhaustivo de la identidad de la tienda online y de cómo se pretende llegar al usuario para dar visibilidad a los productos.

Cómo trabajar con un catálogo de miles de productos

Hay sectores y marcas, ya sean fabricantes o distribuidores, que cuentan con un catálogo y stock que puede llegar a superar incluso los 1000 o 2000 productos. Es conveniente, en estos casos, realizar una clasificación clara y concisa sobre la que agrupar estos diferentes artículos. Tanto las empresas de mayor volumen, como grandes almacenes, como empresas de medianas con un stock más que aceptable deben seguir estas reglas.

Es por eso que empresas como fabricantes de herramientas, encargados de ofrecer una gran variedad en su catálogo deben conseguir que los usuarios compren tornillos, herramientas o máquinas en su tienda. ¿Cómo lograr este efecto? Tal y como hemos comentado, para conseguir este resultado lo primero es lograr posicionarse bien en el mercado online, pero no es todo. Una vez dentro de la página el catálogo debe estar claro, y debe ofrecer una organización concreta que permita al usuario encontrar aquello que demanda. Preferencias como un menú bien ajustado, con categorías definidas con información sobre las mismas, un diseño que permita ver tanto la imagen del producto como sus características principales, una ficha completa con especificaciones técnicas del artículo, o un buscador implementado, forman parte del trabajo necesario para estas ocasiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *